Home / Astrología China / El Calendario Oriental

Hasta el momento se han visto dos tipos de divisiones. La primera de ellas da ciclos simbolizados por el Yin y el Yang, de tipo binario, como lo son: el día y la noche, masculino y femenino, cielo y tierra, etc. El segundo tipo de división se genera a partir de los Cinco Elementos y conforma, por tanto, movimientos más complejos y dinámicos que se ajustan a la perfección con la organización matriarcal de la familia y sus relaciones básicas (abuela, madre, hija, nieta).
Con el primer tipo de ciclos, Yin Yang, se pueden medir tiempos cortos que se ajustan bien al ciclo día noche, pero que no resultan suficientes para ajustarse a las diferentes experiencias de la vida. Con la agrupación «por cinco», se pueden repartir en el espacio diferentes tiempos que coexisten, pero que, en definitiva, jamás dejarán de ser una misma cosa. De esta manera se ajustan los cinco planetas visibles del sistema solar, los cinco papeles básicos del matriarcado (de bisabuela a nieta), los cinco sentidos y muchos otros puntos importantes de la vida como son los cuatro vientos más el centro del que parten dichas direcciones.
El siguiente paso, que permite complicar un poco más los ciclos espaciotemporales, proviene de enlazar a los dos ciclos vistos con anterioridad para así conseguir uno de orden superior que sería de 2 x 5, es decir, un Ciclo Denario. De esta manera, cada uno de los Cinco Elementos irá acompañado por una conformación Yin y otraYang, lo que otorga un amplio abanico de posibilidades que la cultura china utilizó para asignar los diez diferentes días de la semana china.Y esa es justamente la importancia vital de este ciclo que además juega un papel muy importante a la hora de asignar elemento a los diferentes años de nacimientos.
El origen de esta partición es milenaria y está asociada a los caracteres de escritura china que ya aparecían grabados sobre los caparazones de tortuga que se utilizaban para diferentes tipos de adivinación. Estos caracteres chinos son los más antiguos que se conocen y han sido agrupados bajo la denominación de los Diez Troncos Celestes. Con ellos se han repartido los días de la semana, que en China tenía una duración de diez días, hasta hace relativamente poco tiempo (siglo XII). Los diez caracteres parecen estar relacionados con las estaciones y tienen un componente Yin y otro Yang. Los dos primeros corresponden a la Madera, es decir, a la primavera, y tienen a ¡la en su forma Yang que representa a un capullo cerrado, mientras que en la conformación Yin se encuentra y/ que es el capullo abierto. El Fuego del verano viene representado en Yang por bíng que alude al fuego dentro del hogar, y en Yin por ding que es el aguijón de la abeja. Para el final de la canícula, la época de la cosecha, encontramos la Tierra Yang de wu que es la mano armada con la herramienta tajante, y la Tierra Yin, que representa a una cadena de eslabones. Para el otoño queda el Metal que en geng se expresa en Yang representando dos manos abiertas recogiendo arroz y en xin se expresa en Yin que representa al castigo, las manos bajo los grilletes y la ejecución. El Agua del invierno queda sentenciada en su forma Yang mediante ren que es un hombre portando una pesada carga a sus espaldas (la ancianidad) y en su forma Yin mediante gui que es la hierba surgiendo en todas direcciones (al igual que el Agua) como renovación de la vida.

Sigue leyendo >>>

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *