Home / Astrología China / Mitología del Dragón

La tradición china se refiere al Dragón como el mensajero divino portador de las «nueve semejanzas»: cabeza de camello, cuernos de ciervo, ojos de demonio, cuello de serpiente, vientre de almeja, escamas de carpa, garras de águila, plantas de tigre y orejas de vaca, una manera de destacar el poder sobrenatural de este animal, que es el único de entre los doce animales del Zodiaco chino que no es real.
Aunque hay infinidad de leyendas chinas sobre dragones, existe una historia mitológica que habla de una perla llameante (la bola del dragón) capaz de conceder cualquier deseo que se le pida.
La misión del Dragón no es otra que la de tragarse tan mágica perla y guardarla en su interior (momento correspondiente a la etapa de Luna menguante) para luego escupirla de súbito y hacer posible así que los deseos de los hombres fructifiquen (fase de Luna llena).
Por eso el Dragón es el guardián indiscutible de los ritmos y los ciclos.
Del mismo modo, encontramos en otro relato que el Dragón del monte Chung es «el que ilumina la oscuridad» porque «cuando abre sus ojos se hace de día, cuando los cierra, se hace de noche.
Si sopla origina el invierno, si respira produce el verano. El viento es su aliento».
También existen otras leyendas chinas en que los dragones devoraban a la Luna y al Sol, provocando los eclipses.

Volver a Signo Dragón

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *