Home / Astrología China / Vida íntima de la Serpiente

El Hombre Serpiente

No es una casualidad que posea un poderoso dardo con el que pueda matarnos sin que nos demos cuenta. Es el mejor especimen de sex-symbol que se pueda encontrar.
Sus reservas y recursos son enormes e interminables. El Hombre Serpiente necesita una compañera particularmente fuerte y que esté siempre preparada para todo y en cualquier situación. Si se acepta como es, es decir: egoísta en el sentido de satisfacer primero sus necesidades naturales y poco pródigo en caricias, podrá convivir bien con él. Su pene es de una eficacia increíble. Será capaz de saciar toda el ansia de su pareja.
El placer y el orgasmo están garantizados. Sólo la fatiga pasajera, el exceso de alcohol o de comida podrán en algunas ocasiones ensombrecer a esta maravilla sexual. Profesionalmente es muy versátil y trabajador. En definitiva, es una persona en la cual se puede uno apoyar cuando lo necesita y no le fallará.
Es responsable y tenaz, por lo que no suele tirar la toalla con facilidad. Además suele ser bastante fiel. Pero no todo es de color de rosa: tiene una mentalidad muy machista, él es el jefe de la familia y no se deben esperar muchas muestras de agradecimiento por la colaboración prestada.

La mujer Serpiente

La mujer Serpiente no tiene valores ni comportamientos preestablecidos. Tanto puede considerar el sexo como lo más importante de su vida, como por el contrario convertirse en una religiosa, misionera etc…
Es una mujer de convicciones profundas y cuando se decide por algo llega siempre hasta el final. Lo que suele ser bastante frecuente en su comportamiento es un gran amor por los niños, ya bien sean propios o ajenos. Le gusta dirigir su vida pero sin mostrar su fuerte sexualidad. Su carácter prudente la lleva a escoger su pareja muy minuciosamente.
Con ella uno se siente siempre un poco protegido, algo parecido a tener un ángel de la guarda. Es uno de los signos que mejor se sabe proteger contra los problemas exteriores y si por cualquier motivo pierde el deseo sexual no se preocupe, pues será pasajero, siempre y cuando usted sepa estar a la altura de las circunstancias. Por ejemplo, si no hace ademán de necesitar caricias y ternura no significará que no lo esté deseando.

Volver a Signo Serpiente


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *