Home / Capricornio / El carácter de Capricornio

Regidos por Saturno y Urano, los nativos de Capricornio se caracterizan por un frío desapego, que les confiere una gran capacidad para evaluar racionalmente la realidad.
Poco emotivos en general, parapetados y siempre a la defensiva, están animados por una profunda ambición, que los capacita para realizar aquello que se propongan, incluso a largo plazo. Dotados de gran capacidad de concentración, indiferentes a los éxitos de brillo fugaz, tienden a controlar con fría racionalidad cualquier situación y a dominar sus emociones con tal de alcanzar las metas que se fijaron. Si alcanzan el éxito, se tratará seguramente de un éxito estable y duradero, ya que ha sido logrado poco a poco, con lucidez y mucho esfuerzo. Los obstáculos no les asustan, incluso les estimulan a continuar, aunque sea lentamente y, a veces, renqueando -como la cabra que tiene, pasito a pasito, que alcanzar la cima de la montaña-.
Para estos individuos todo en la vida es conquista. Esta es su filosofía en todos los aspectos y la respetan incluso a costa de grandes sacrificios e importantes renuncias.
Son responsables, disciplinados, prácticos, metódicos, prudentes, serios y, en ocasiones, tienden al pesimismo. Piensan que merece la pena luchar por aquello que es importante tener, y valoran sobre todo las cosas conseguidas con el máximo esfuerzo. Suelen ser tímidos y distantes, a veces incluso torpes socialmente, porque se centran ante todo en su responsabilidad. La vida es para ellos un asunto muy serio y a veces tienen dificultades para relajarse, distraerse y disfrutar.
Por esta razón, pueden ser solitarios. Los Capricornio respetan el poder, la autoridad, las tradiciones y los ideales que han resistido el paso del tiempo. Son muy ambiciosos, y rara vez se muestran satisfechos hasta alcanzar un alto grado de poder y autoridad. Necesitan sentirse muy seguros, sobre todo en el plano económico, y a menudo trabajan con ahínco para hacerse ricos. La frialdad de Capricornio puede crearle problemas. El control, la racionalidad y la desconfianza dominan su vida afectiva. Las grandes pasiones están absolutamente excluidas: por este motivo solo después de haber valorado todos los aspectos de una relación sentimental, Capricornio se siente preparado para tomar la gran decisión de unirse a una persona, a quien proporcionará casi siempre estabilidad y seguridad material, pero muy poco de sí mismo en el aspecto afectivo.
Este signo es más capaz que cualquier otro del zodíaco de sostenerse sobre sus propias piernas sin necesidad de ayuda. Ama la soledad y es indiferente a las comodidades, ya que, en el terreno material, no se siente atraído por el lujo. Suele ser un gran ahorrador. Por lo general, el nacido bajo el signo Capricornio realiza más cosas en la madurez, a partir de la segunda mitad de su vida -y a menudo en la vejez-, ya que su ascensión lleva un ritmo tan lento como seguro.

Signo Capricornio

 



 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *