Home / Capricornio / Rasgos generales de Capricornio

Cuando el no hay problema, cuando para eso están los amigos, es un eslogan común o tranquilo y no te preocupes por nada que aquí estoy yo, lo oímos en boca de una persona que nos conoce pero no tanto como para querernos, es muy posible que estemos hablando con un nativo de Capricornio.
Las personas nacidas bajo este signo presentan un carácter agradable, tierno, apasionado pero al mismo tiempo un poco pedante, egocéntrico y desmesurado con las circunstancias. Podríamos decir que más veces de lo normal, Capricornio es el quiero y no puedo. Por eso, como que los nativos son personas de palabra por encima de todo y de principios morales muy altos, si se comprometen intentarán por el método que sea que aquello se cumpla, aunque para ello tengan que dejar de dormir o de comer, sin embargo si les sigue viniendo grande lo propuesto, convencerán a otros para que les ayuden.
Los nativos de Capricornio tienen una peculiaridad y es que sin ser demasiado egoístas, son reacios a que les cueste mucho trabajo un favor, por eso procurarán realizarlo con la ley del mínimo esfuerzo.
Otro de sus pequeños defectos es el pesimismo, ya que cuando algo les falla no saben por dónde tienen que levantar la cabeza, y lo que es peor, pierden los papeles y la objetividad, se convierten entonces en verdaderos egoístas, fríos y calculadores, del tipo de personas que no dan nunca su brazo a torcer, ni siquiera bajo tortura.
Físicamente y a nivel general, los Capricornio pueden ser reconocidos por su característica más peculiar: los ojos. Mayoritariamente nos encontramos con hombres o mujeres de ojos oblicuos, pero lo que más marca la mirada de este signo es su ternura y la capacidad de afecto que pueden tener por los demás.
De hecho ésta es una de sus armas, un Capricornio que sepa utilizar bien sus ojos habrá ganado una conquista en más del cincuenta por ciento.
Su frente es alta, generalmente afectada por “entradas” prematuras. Su boca suele ser grande, quizá como muestra de su pronta locuacidad; presenta además una sonrisa simpática casi permanente.
No se puede decir que los nativos o nativas de este signo sean especialmente bellos, pero se ven compensados por su natural elegancia física. Su porte es algo digno de mencionar, ya que muchas veces les permite salir airosos gracias al acompañamiento físico y gracioso que dan a sus actuaciones.
En ocasiones la postura de un Capricornio tiene tal fuerza y personalidad que es capaz de intimidar a los que le rodean sin necesidad de hablar.
Podríamos decir que un Capricornio se caracteriza por ese tipo de gente que lo dicen todo con su presencia y postura, pese a que no destacan por su altura y sí, por supuesto, gracias a la brillantez en su mirada. El hecho de que puedan ser buenos modelos no siempre es una casualidad.
Finalmente apuntar que cuando en las mujeres Capricornio se da una especial belleza, ésta se combina con tipos largos y estilizados.

Signo Capricornio

 



 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *