Home / Diccionario de sueños / Soñar con un Gallo

El gallo es el pájaro del Sol, asociado por su canto a la salida del astro y por ello atribuido a Febo Apolo, divinidad luminosa (Febo significa luz) y solar. Según una sugestiva leyenda, el gallo habría nacido de la transformación del joven Electro (compañero de Marte, encargado de vigilar sus correrías eróticas), que una noche, vencido por el sueño, no advirtió la llegada del alba y dejó que la relación secreta entre Marte y Venus, la mujer de Efesto, fuera de público dominio al ser descubierta por Sol. El pobre guardián, transformado en gallo, fue obligado desde ese momento, a asistir cada día a la salida del astro, anunciándolo al mundo con su canto. Atribuido también al médico divino Asclepio y a él sacrificado para obtener curación, el gallo es emblema de vigilancia y de renacimiento: un simbolismo de resurrección que le ha concedido también un puesto en el Cristianismo sobre torres, agujas, campanarios.
El gallo indica también el coraje, la fiereza, la combatividad, que se evidencian en las famosas peleas de gallos, espectáculos tan apreciados en la Antigüedad como actualmente en algunos países. La conexión simbólica con el Sol lo hace ser también el ave de la verdad: en esto se funda una práctica adivinatoria muy usada en Grecia y Roma, la alectromancia, que consistía en disponer las letras del alfabeto en círculo poniendo sobre cada una de ellas granos de trigo. Se depositaba luego en el interior de la circunferencia un gallo y, con las letras correspondientes a los granos picoteados, se formaba por anagrama la respuesta.

Significado en la Antigüedad

Para Artemidoro, la presencia entre los contenidos oníricos del emblema masculino por excelencia, constituye un buen indicio de riqueza. Oírlo cantar asegura éxitos amorosos (de un cortejador empedernido se dice, en efecto, que «hace el gallito»). Capturarlo aconseja mostrarse más decidido en una discusión familiar.

Significado adivinatorio

Oír cantar un gallo, durante el sueño o despierto, es siempre un buen auspicio de alegría y prosperidad, de empresa afortunada, de confianza. Verlo junto a la gallina promete éxito en el amor; en un corral, es un óptimo auspicio para quien lucha y se esfuerza por salir siempre adelante; peleando, revela rivalidad con un hijo, querella, enemistad, litigios de amor. Ver muchos asegura próxima fortuna.
El gallo que, contra toda regla, pone huevos es índice de provecho sin gloria. Capturarlo significa litigio. Atacarlo avisa a quien duerme que llevará la peor parte en una disputa. Comerlo denota disgusto, tristeza.

Significado psicológico

El freudismo lo identifica con la pura sexualidad masculina, agresiva, depredadora y escindida del sentimiento. La escuela jun ghiana reconoce en él un símbolo de luz, de nacimiento, por la estrecha conexión con el alba: asociado con los campanarios simboliza el tiempo, la eternidad. Puede también indicar una etapa en la vida de quien sueña.

Interpretación médica

Soñar con un gallo puede constituir la cobertura de una polución nocturna.

Números de la suerte

13, 23.

Diccionario de Sueños

Artículos relacionados


 

Astral

soñar con gallo, significado soñar con gallo
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *