Home / Diccionario de sueños / Soñar con un Mar

El agua ha sido la fuente primordial de la vida y también la existencia del hombre se inicia en el agua de la madre. En el lenguaje simbólico la conexión entre el mar, la Luna y la madre aparece de modo muy estrecho. Nos encontramos así frente a una imagen femenina y protectora del mar que también recoge un simbolismo diferente del materno: sus abismos representan el peligro, el temor, la destructividad; sus tempestades, el caos, los desastres.

Significado en la Antigüedad

Artemidoro asimila el mar al rey, porque es potente, y a la mujer porque es bella, coqueta, iracunda. Caminar a sus orillas indica un viaje sin retorno, relaciones con prostitutas; para una mujer, lujuria. Hacerse a la mar, promete honores, ganancias; caerse en él, desgracia.

Significado adivinatorio

Un mar claro y calmo es indicio de negocios prósperos en movimiento, hace prever beneficios seguidos de ruina; en calma, retrasos en las operaciones comerciales, luto; muy agitado, dolores, adversidad, pérdidas. La orilla del mar hace temer a los amantes dolor. Caer al agua asegura buena salud. Caminar en él hace desconfiar al que sueña de traer cambios a su propia existencia. Viajar por mar augura riquezas. Zambullirse en él y luego emerger antes de despertarse, induce a saber que las actuales dificultades serán superadas.

Significado psicológico

El mar en este ámbito es el caos originario, el inicio y el final de todo. Su fluidez lo asemeja al inconsciente que no puede ser nunca sondeado hasta el fondo, aferrado ni comprendido del todo. Es la libertad sin ¡imites y al mismo tiempo la dulzura confortante y circunscrita del útero materno, pero también la inquietud, lo ignoto de la aventura, de la muerte y del renacimiento.

Números de la suerte

1, 2, 66.

Diccionario de Sueños

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *