Home / Diccionario de sueños / Soñar con un Pino

Hay quien considera al pino emblema del viejo y lúgubre Saturno y quien, en cambio lo cree atributo de Atis, el joven dios griego hijo o amante de Cibeles, que, en una crisis de éxtasis erótico, se castró —dios de la sexualidad y por lo tanto de la regeneración periódica de la naturaleza, de la primavera—. Por ello en el árbol la resina representa las lágrimas de Cíbele y la piña el falo del dios; el pino se ha convertido en el árbol del matrimonio.
De sus semillas los árboles extraían, como se lee en el jardín de Nefzari, ungüentos y alimentos afrodisíacos. En China es, junto al ciruelo y al bambú, uno de los tres árboles de la fertilidad. Y como símbolo de felicidad y también de eternidad (por el color de las hojas que no se tornan nunca amarillas), los romanos plantaban cada año, el 22 de marzo, un pino sobre el Palatino.

Significado adivinatorio

Entre todas las analogías y los motivos míticos ligados al pino, el único trasladado a la tradición onirromántica parece ser la relación con el planeta Saturno, míticamente conectado a la soledad y a la muerte.
Según Artemidoro, presagia disgustos y exilio, porque el viento (de quien el pino es amante) empuja lejos. Entre los modernos prevé la muerte de viejos parientes.

Números de la suerte

27, 36, 50.

Diccionario de Sueños


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *