Home / Diccionario de sueños / Soñar con una Mano

La mano es nuestra buena estrella, con sus cinco puntas: es una estrella que lleva escrito en las líneas el destino de cada uno pero que, al mismo tiempo, ofrece simbólicamente la oportunidad de modificarlo: la acción, la intervención directa y la participación en la propia existencia.
La escritura jeroglífica egipcia utilizaba la mano como significante de la acción, de la donación y del trabajo. La mano asociada al ojo indicaba clarividencia, sobre el pecho indicaba al sabio.
En Roma, como símbolo de autoridad, la mano describía la figura del pater familias, de los altos funcionarios, del emperador. Enlace entre la energía física del hombre y la energía celeste, la mano es el instrumento terapéutico cargado de fuerza magnética, el espejo del quiromante, la ejecutora del gesto mágico que crea y anula.

Significado en la Antigüedad

Manos bellas y bien cuidadas son, para Arte midoro, presagio de prosperidad. La derecha indica lo que se está por obtener y también al hijo, al marido, al amigo; la izquierda, lo que ya se posee: la mujer, la hija, el sirviente. Soñando con perder una mano se perderá por consiguiente a la persona que corresponde. Tender la mano denota generosidad, retirarla, avaricia.

Significado adivinatorio

Tener manos bellísimas es señal de negocios prósperos, de honores, de provechos. Manos delgadas hacen temer la pérdida de lo que se posee, viudez, muerte del hijo mayor. Manos fuertes denotan astucia. Perderlas (cortadas o quemadas) significa miseria y, para la mujer, pruebas y contrariedades, traición de amigos. Trabajar con la mano derecha promete felicidad; con la izquierda se obtendrá lo contrario. Comer con la derecha asegura fortuna; con la izquierda, amor.
Una mano grande indica beneficios pero también prodigalidad; pequeña, pérdidas, insatisfacción. Verla empequeñecer revela un peligro inherente a la familia de quien sueña. Fría es presagio de buena salud y amistad, de ocio para los menos pudientes; blanca señala pérdida de procesos; encallecida, éxitos, ganancias; pegajosa, amistad.
Tener tres manos presagia trabajo artesanal, éxito, familia numerosa; los culpables recibirán un merecido castigo. Manos de palmas peludas denotan pereza. Besar la mano de un enfermo preanuncia la muerte; lavársela, dolor, inquietud, insatisfacción —según algunos autores, también honestidad, grandeza—; guardarla, hace prever enfermedad; estrecharla es aviso de fiel amistad. Tener manos de animal denuncia una existencia mal organizada. Quemárselas equivale para el hombre a la pérdida de un amigo; para la mujer, a la pérdida del marido o de un pariente.

Significado psicológico

Es un símbolo que contiene toda la actividad humana («poner manos a») y la posesión («pedir la mano de», «caer en las manos de»). Lavarse las manos, en analogía con la purificación del agua, indica el rechazo de la propia responsabilidad (el famoso gesto de Poncio Pilato en el Evangelio es la simbólica confirmación de ello). La escuela junghiana asimila la mano a la creatividad, al altruismo; la freudiana a los genitales masculinos.

Números de la suerte

31, 51.

Diccionario de Sueños

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *