Home / Esoterismo / Métodos

Lo cierto es que todos poseemos la capacidad de utilizar la magia mental, pero son muy pocos los que saben hacer uso de ella. En general, cualquiera puede dominar las técnicas de control mental y emprender un proceso ilimitado de auto enriquecimiento.
La diferencia fundamental entre la meditación y la auto-hipnosis es que mientras la meditación ayuda a distanciarse de los problemas, la hipnosis aísla el problema, examina las causas, encuentra una solución y lo elimina. El secreto de la hipnosis es un enfoque de la concentración que excluye toda interferencia externa.
La autohipnosis es más que introspección, es control interior y autoprotección. El uso de programas personales cuidadosamente pensados para alcanzar propósitos específicos es otro de los aspectos que sitúan la hipnosis por encima de la mera contemplación o reflexión.
En cuestiones de la meditación, existen muchas formas de hacerlo. Básicamente meditar es concentrarse en algo y centrarse solo en eso en lo que meditamos y observarlo desde todos sus ángulos.
Analizarlo y profundizar en su conocimiento; se puede meditar en la solución de un conflicto, en una deidad o santo, en un mantram, o en una visualización específica, etc.

Volver a Control Mental

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *