Home / Signo Aries / El jefe Aries

Decía André Maurois: El comercio es una combinación de guerra y deporte, y es eso lo que practica el Aries en su oficina. Cuando te tome como empleado, lleva tu casco y tu ropa de fajina pues, si quedas empleado, ese mismo día te hará trabajar bastante. Serán momentos emocionantes. No tendrá ningún problema en pagarte el sueldo que pediste, siempre y cuando trabajes a la par de él y seas tan creativo como él.
Pero, cuidado con demostrarle que eres superior, pues no te adulará para dejarte contento; te dirá: “El que manda aquí soy yo”. Cuando ya estés convencido de que tu jefe es un superhombre y le conozcas su malhumor, habrán pasado unos pocos días; entonces estarás a tiempo para decidir si quieres acción en combate o aburrirte en una oficina maloliente y poco iluminada.
Si has decidido ser valiente y trabajar con entusiasmo, lleva por las dudas tu desodorante pues, teniendo que poner a prueba tu estado atlético, lo necesitarás. La rapidez con que resuelvas las cosas, antes que terminar una tarea tomándote tu tiempo para entregarla prolija, es la clave para llevarte bien con tu jefe de Aries.

Volver a Signo Aries

Artículos relacionados