Home / Signo Aries / La mujer Aries

Arrogante e impulsiva, la mujer de aries es difícil de conquistar. ¡Ella es la reina de las conquistas!

La formidable cantante peruana Fetiche era el ejemplo típico de una arrolladora ariana. No sólo por su arte, sino también por la impronta aleccionadora de su personalidad. Al trabajar y al hablar, ella emanaba su apasionada esencia. Articulaba las palabras para que la poesía de la canción se captara en toda su intención, y marcaba con énfasis el ritmo, como si quisiera recalcar aún más su mensaje. La elección de los temas estaba relacionada con su noble corazón. Cantaba boleros tan melodramáticos que se amalgamaban con ella a la perfección.
Es típico que la mujer Aries se muestre autosuficiente todo el tiempo. Ni se le acerquen si se le descompone el automóvil, porque ella se las arreglará sola. Solucionará el desperfecto. Cuando menos se lo esperen ya habrá partido manejando de nuevo.
Se dirige a los hombres en forma directa y desafiante, articulando las palabras con claridad, como para que la escuchen muy bien. ¿Pretenden ustedes convencerla de algo? ¡Imposible! Es ella la que tomará la iniciativa del abordaje. No esperará mucho tiempo a que él se decida. Cuando se enamore, tendrá que ser en el mismo campo de batalla y sin bañarse. Le encantará ver elegante a su amado y adorará que él aparezca vestido como un militar en fecha patria. Ya conquistada, necesitará ser amada como si fuera la única mujer en el mundo, porque si llegara a detectar alguna infidelidad, podría tornarse peligrosa como un gato dispuesto al arañazo.
Es posible que la critiquen por lo directa que es para decir las cosas, pero el hombre que esté con ella sabrá que no lo hace para agredir.

La mujer Aries y el trabajo

No soporta una ocupación aburrida. Cuando algo le interese cumplirá con su trabajo, haciendo gala de un fuerte sentido del deber y mucha energía. Puede llegar a ser una excelente ama de casa y pondrá reglas a todos los que vivan bajo su techo, obligándolos a cumplirlas con puntualidad. No se amilanará en momentos de crisis económica; empleará su capacidad y energía, inventará cualquier miniemprendimiento para devolverle el bienestar a su hogar.
Trabajará a la par de su pareja o quizás más que él. En este caso, pueden sobrevenir roces, pues ella querrá superar al hombre, a quien, en general, esto no le gusta nada.
Es la ariana quien tomará el papel del hombre, protegiendo a toda la familia con actitudes desafiantes. Sin embargo, no le será muy cómodo soportar este pesado rol toda la vida.

La mujer Aries y el Amor

Volviendo al aspecto amoroso, no es verdad que por su impaciencia pase por una mujer fácil, en absoluto. Tendrá enamoramientos súbitos y apremiantes, como si fuera una niña.
Pues igual que los niños, son es pontáneas y no tienen segundas intenciones. Su deseo debe ser complacido urgentemente. De esta manera, despista a los hombres haciéndoles sentir; que sin ellos no puede vivir. Pero es sólo una estrategia. Caballeros, ¡no se equivoquen! Por ella, más de uno perderá la cabeza. Podrá traicionarlos, aunque sea con el pensamiento, pero ¡nunca se lo hagan a ella! Si así lo hacen, reaccionará rompiendo lo primero que se presente ante sus ojos.
Aries es capaz de olvidar una ofensa, siempre y cuando sienta que, día a día, le dan amor. Cuando sobreviene una crisis, la mujer Aries saca a relucir sus uñas felinas y lastima al que la dañó. Pasado un tiempo se calmará y todo volverá a su cauce. Emocionalmente, no tiene medias tintas y puede vérsela llorando en un momento y riendo al siguiente. Para superar las crisis, trabaja en lo que le gusta y así descarga sus ansiedades. ^ Tiene buen humor y todos disfrutan de su presencia. Podemos decir, también, que la libertad y la independencia son dos rasgos típicos de su personalidad y ni siquiera entiende que los demás sean dependientes. Si llega a observar que alguien depende de ella, le restará puntos de inmediato.

Signo Aries