Home / Tarot / La Templanza

En esta carta puede verse al arcángel de fuego (elemento representado en el triángulo de su vestimenta), Gabriel, sosteniendo una copa en cada mano. Este Arcano habla del arte de la templanza, es decir de la paciencia que es necesario tener para dar forma real a nuestros sueños. El proceso es de fricción, ya que para alcanzar buenos resultados, se debe primero trabajar mucho. La carta siempre implica un gran esfuerzo. En la cabala, se le da el nombre de la noche oscura del alma. A menudo, cuando aparece en una tirada, la persona está pasando por un momento angustiante: todo le va mal y no encuentra una salida a sus pesares. Pero si no se deja abatir por las circunstancias y sigue trabajando duro, luchando por lo que quiere, todo saldrá bien. El arcángel tiene un pie adentro del agua: significa que una parte nuestra evita aferrarse a lo superfluo y se interna en las profundidades del inconsciente. Tal vez, sea una etapa de aislamiento que pueda aprovecharse para reflexionar y sumergirse en la propia mente.

Amor

La pareja o el consultante mismo están pasando por un momento crítico, no solamente a nivel afectivo, sino también en lo personal. Puede haber muchas discusiones y peleas, sin que lleguen a ponerse de acuerdo en lo que ambos van a hacer juntos, o en las obligaciones de cada miembro con respecto al otro. Pese a las dificultades, esta carta implica un amor muy grande; si se vence esta prueba, los integrantes de la pareja comprobarán que están más unidos que nunca.

Dinero y trabajo

Esta carta señala un momento de angustia económica o problemas laborales. De todas maneras, es aconsejable que el consultante se decida a poner en claro cuáles son sus proyectos para un futuro y, a partir de ahí, hablar con quien corresponda en su ambiente laboral. Tal vez haya discusiones con jefes o socios, pero es para bien. Cuando pase la tormenta, los cambios serán positivos.

Relaciones personales

Peleas con amigos y una sensación de profunda soledad. Es bueno para el consultante que pase un período de aislamiento momentáneo. Para evitar sentirse desdichado conviene iniciar alguna terapia o tratamiento psicológico que enseñe cómo relacionarse de una manera más sana.

Si aparece invertida

La palabra clave es impaciencia. El consultante no es capaz de esperar a que las cosas maduren y cumplan un ciclo. Quiere oponerse al destino adelantando procesos y esto le genera más depresión aún, porque la realidad no coincide con los ritmos de su ansiedad

Artículos relacionados


 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *